Chocolate en polvo

Chocolate en polvo
Chocolate en polvo
¿Quién no se ha encontrado alguna vez en una mesa de desayuno, de merienda o de cocina, un bote de Cola Cao, de Nesquik, o un paquete de chocolate en polvo para hacer chocolate a la taza (como de chocolate Valor)?

Elaborado con una proporción de cacao del 30 % tiene como principal cometido, además de deleitarnos con su sabor, el ser disuelto en la leche para nuestro disfrute.

Tras obtener la pasta de cacao, una vez procesada la semilla de dicho árbol, se realiza un prensado de la misma para quitar la mayoría de la manteca de cacao. Obtenemos de este modo unas tortas, las cuales tras molerlas originan el cacao en polvo.

Tras mezclar el mismo con harinas y azúcares, obtenemos el chocolate en polvo, el cual presenta importantes propiedades antioxidantes (cabe recordar que se le ha desprovisto de la mayoría de grasas y por lo tanto, cuanto más puro sea, más beneficioso para la salud).

Como ya hemos mencionado anteriormente, los productos más representativos del chocolate en polvo son los siguientes:
  • Cola Cao: elaborado por el Grupo “Nutrexpa” desde mediados del siglo XX, se ha asentado como la marca de mayor reputación en nuestro país. Lo podemos encontrar en todo tipo de formatos, con más o menos calorías, etc...
  • Nesquik: elaborado por la marca “Nestlé”, y desarrollado en Estados Unidos alrededor de 1950. Cierto es que llegó a nuestros mercados más tardíamente, pero se ha estabilizado presentándose como un importante competidor del Cola Cao.
  • Chocolate Valor (desde finales del siglo XIX) : tradicionalmente es el chocolate que consumimos a la taza. Especialmente elaborado para obtener una textura más espesa que la obtenida con los preparados anteriores.
De un modo u otro y aunque nos guste más o menos una marca determinada lo que es común a todas ellas es su rico aporte nutritivo.

Sus características antioxidantes, su importancia en nuestro aparato cardiovascular, el importante aporte energético y el bajo contenido en grasas del cacao en polvo lo convierten en un alimento esencial en nuestra alimentación y en nuestro desarrollo.

El consumo moderado del mismo es altamente recomendable y las compañías fabricantes de chocolate en polvo nos lo sirven bajo cualquier modalidad posible, eliminando en su caso azúcares añadidos, contribuyendo a los beneficios de su degustación.