Marcas de chocolate en España

Chocolates Valor
Nestlé
Existen diferentes versiones acerca de la introducción del chocolate en España.

Si bien, es cierto que tras el descubrimiento del nuevo mundo y dadas las numerosas expediciones realizadas hacia América, se comienzan a importar multitud de productos y alimentos novedosos en Europa. Algunos historiadores aseguran que fue Cristóbal Colón a principios del siglo XVI quien trajo consigo por primera vez la semilla del chocolate a España (cierto es que consigo vino dicha semilla, pero su uso como lo concebimos hoy en día no se le aplicó hasta años más tarde); otros afirman que fue Hernán Cortés quien tras probarlo lo introdujo en nuestro país (ayudado de unos monjes elaboraron una taza de chocolate como tal), pero de un modo u otro, el impacto que produjo su sabor, aroma y cualidades nutritivas propiciaron que su consumo se expandiera rápidamente por todo el territorio español.

En un principio su sabor era más amargo al actual, dado que fue posteriormente a su introducción cuando se le añadió al chocolate diferentes componentes, como la vainilla o azúcares, que endulzaban su sabor y ayudaron ostensiblemente a su expansión.
Actualmente se puede consumir de muchas formas diferentes, ya sea en polvos, para consumirlo a la taza, en tabletas, fundido, etc…existiendo diferentes compañías productoras de chocolate en España, con gran tradición y relevancia internacional, tales como:
  • Chocolates Valor: presente en nuestro país desde 1881, con una gran tradición familiar. 
  • Nestlé: con más de cien años de tradición chocolatera en España (cuenta con Nesquik entre otros productos).
  • Nutrexpa: fundada en Barcelona en 1940 (con el Colacao como producto estrella).
  • Lacasa: fundada hace más de 150 años en Huesca.
  • Chocolates Zahor: creada en San Sebastián en 1937.
En definitiva, hace más de un siglo que el chocolate presenta sus verdaderos arraigos en España con la creación de diferentes empresas por maestros chocolateros tanto nacionales como internacionales.

Además, los nuevos usos que se le pueden dar tras el auge de la cocina creativa, posibilitan que el chocolate esté aún más presente en nuestras cocinas y en nuestra alimentación diaria, dado lo sano y nutritivo de sus componentes.